Navegaciones cotidianas y oprimentes

Por Brenda Trujillo

Por Brenda Trujillo

Atrapada al sistema,

Y a los horarios fijos,

Acechada por el diagrama,

De las reglas y los trazos.

Me opongo firmemente,

A morir, siendo una más,

De este regimiento contundente,

El cual me oprime cada vez más.

¡Es necesario! ¡Lo sabemos!

Pero aquellos seguidores,

De la misma línea,

¡No nos conformamos!

¡A eternizarnos en las costumbres!

Declaro mi idea,

Como incorruptible,

Predominante y ostensible.

Entregándome a las redes,

De la monotonía, me traiciono,

Es inevitable, el día a día,

Debo poseer osadía,

Para combatirla con tino,

Y reducir los amaneceres,

Lineales y estresantes.

Querido régimen,

¡No me niego a tus razones!

Imperantes y útiles,

Refuto tu falta de progreso,

La ordinariez te caracteriza,

La gente se hipnotiza,

E interceptan su cerebro talentoso,

¡No nos castiguen!

Atreverse a lo anhelado,

Aventurarse a lo desconocido,

Herramientas básicas,

Para las metas extraordinarias,

¡No nos adaptemos, sin reflexión!

¡Crucemos nuevos océanos, sin opresión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.