EL 29 de mayo de 1983 se jugaba la final 82-83 en el estadio Cuauhtémoc

Por Mario Luna Ch.

Un día como hoy de 1983 se jugaba el juego de vuelta de la final 82-83 en el estadio Cuauhtémoc, lo periódicos mencionaron que el estadio estuvo abarrotado con un sobrecupo de 40 mil espectadores, y miles más se quedaron con la ilusión de presenciar dicho encuentro.

Fue un “partidazo” se tuvo que prolongar a dos tiempos extras y nueve tandas de “penaltis”; después de haber cumplido con 120 minutos de juego el nerviosismo y emoción dejó por unos instantes en silencio absoluto al Cuauhtémoc, los ojos casi desorbitados veían como se cumplía uno a uno cada penalti, pero la espera agobiante se convirtió en gritos de júbilo y Lapuente levantó los brazos junto con toda la afición al ver que Luis Enrique Fernández anotaba la diferencia en el marcador de 9-8.los Camoteros del Puebla derrotaron a las Chivas por 9-8 en marcador global y así coronarse por primera vez en su historia campeón de Liga del Futbol mexicano 1982-83.

Otra anécdota fue hace muchos años antes igual un 29 de mayo de 1887, mientras se suprimía el servicio fiscal de las garitas que cobraban alcabalas e impuestos (Aunque seguían en funciones la de la 11 sur y 35 poniente) comenzó a sentirse un temblor en la capital, aunque se dice que fue moderado la gente se movilizo con algo de temor.

Por ultimo en misma fecha pero esta ocasión de 1973 los poblanos ya disfrutarían viaje de Puebla a Izucar de matamoros, pues se concedió una nueva concesión ferroviaria con este recorrido. (1)

  1. Véase, El ferrocarril como parte del patriotismo industrial Mexicano (UDALP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.