La Capilla Sixtina itinerante en Puebla

Guillermo Escamilla

La ciudad de Puebla fue ahora la sede de la Capilla Sixtina itinerante, desde el 30 de noviembre del 2019 hasta el 9 de febrero del 2020, debido a que se extendió una semana más su estancia en la Angelópolis. El sitio preciso: el gran atrio de la catedral.


En una entrevista televisiva, el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinoza, informó que el número de visitantes ascendió a los ochocientos mil. Incluso, fue aquí donde la capilla recibió al visitante correspondiente a la cifra 4 millones, quien ganó un viaje doble para la Ciudad del Vaticano.


El proyecto nació a partir de las lágrimas de una artesana oaxaqueña. Los hermanos Berumen, Antonio y Gabriel, creadores del proyecto, después de ser testigos de la emoción de la mujer, decidieron construir una réplica para que mucha gente tuviera la oportunidad de conocer este santuario del arte renacentista.


La Capilla Sixtina, bautizada así en honor a su creador, el papa Sixto IV, se localiza en el costado derecho de la gran basílica de San Pedro. La primera misa se celebró el 15 de agosto de 1483. En esa época, la bóveda estaba decorada con un cielo repleto de estrellas.

El programa iconográfico del papa, una colección de pinturas al fresco, incluía los retratos de 28 papas representados como esculturas vivientes y 16 recuadros, divididos en 2 paneles, con temas del Antiguo y el Nuevo Testamento. Entre los artistas involucrados se contaba a los mejores pintores: Sandro Botticelli, Pietro Perugino, Pinturicchio, Domenico Ghirlandaio, Cosimo Rosselli y Luca Signorelli. El panel del lado derecho, viendo de frente el altar, contiene escenas de la vida de Jesucristo; el panel izquierdo, en la pared opuesta, muestra escenas de la vida del profeta Moisés. En la parte inferior de los paneles se pintaron cortinajes, usando una técnica denominada trampantojo (que significa: simulación, engaño a la vista).

El papa Julio II, conocido como el Papa Guerrero, encargó a Miguel Ángel (Michelangelo, en italiano) la decoración de la bóveda de la capilla. La tarea encomendada al artista lo hizo sentirse contrariado pues, en realidad, él se consideraba más un escultor. Los trabajos los realizó entre 1508 y 1512. En el techo se representan 9 historias del Génesis, entre ellas: La creación de Adán, Creación de Eva, Caída del hombre (pecado original y expulsión del Paraíso), etc.

Posteriormente, entre 1536 y 1541, pintó en la pared del altar (testero: pared opuesta a la entrada principal) una obra monumental: El Juicio Final, en la que destaca, en la parte central, la figura de un Cristo corpulento y de gesto airado. El mural contiene numerosos cuerpos desnudos que provocaron escándalo en aquella época, juzgándosele de obsceno. Fue tal la inconformidad que al pintor, Daniele da Volterra, se le asignó la labor de cubrir los genitales de los personajes representados.

La visita a la réplica de la Capilla Sixtina itinerante es gratuita. Se recomienda llegar 20 minutos antes del horario elegido. Con o sin boleto, la entrada es segura. Cada sesión tiene cupo para 500 personas. Antes de pasar al recinto, proyectan un documental de aproximadamente 15 minutos. No hay asientos, por lo que debe observarse de pie.

Después se abren las puertas y se ingresa, paulatinamente —tenga usted paciencia— en doble fila. La capilla está iluminada, mientras se va ingresando, de manera tenue. No obstante, puede apreciarse la grandeza del lugar. Una vez habiendo pasado la mampara, comienza la «función». Suena música celestial y una voz masculina comienza la narración pedagógica. Como en un teatro, la luz de un reflector enfoca el área que es objeto de la explicación.

Al terminar, se encienden todas las luces, mostrando la belleza de la capilla en todo su esplendor. A partir de ese momento tiene usted 5 minutos aproximadamente para explorar el lugar con cierta libertad. Una vez transcurridos, vuelve la capilla a su tenue iluminación. La gente emite una voz de disgusto. Los organizadores insisten: es momento de salir.

Te puede interesar:

Puebla como sede de apertura para gira de Enrique Bunbury

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.